domingo, 28 de diciembre de 2008

Los santos inocentes


Hoy es 28 de diciembre, pero esto no es una broma. Más de cien mil abortos voluntarios se practican al año en España. Es una cifra que debe avergonzarnos a todos. Este auténtico genocidio del siglo XXI sólo lo es posible con la actitud irresponsable de una clase política que legisla contra la vida y una socedad que mira para otro lado y no toma conciencia de la gravedad del problema. Si estos datos de por sí no fueran alarmantes, el actual Gobierno socialista lejos de intentar atajar este atropello propone una ley que permitirá el aborto libre en las 12 o 14 primeras semanas de embarazo. Una vez que la norma esté aprobada definitivamente, cualquier mujer que quiera abortar en España podrá interrumpir su embarazo sin necesidad de cumplir más requisitos que el de encontrarse en esas 12 o 14 primeras semanas de gestación. Esta ley de plazos es similar a la que está vigente en países como Alemania, Dinamarca, Austria, Grecia y Portugal donde esta atrocidad lleva años practicándose. Actualmente en España el aborto está despenalizado solo si se cumplen ciertos supuestos, como violación, malformación del feto o riesgo para la madre.





Es de esperar que el Partido Popular salga de su prudencia y distanciamiento en este tema y no se limite a criticar el nuevo proyecto de ley, alegando que supone una estrategia de distración frente a la crisis económica. Le pedimos desde aquí que enarbole la bandera de la vida frente a la cultura de la muerte, independientemente de su rentabilidad electoral o no. Si quiere tener credibilidad ante los ciudadanos debe sumarse con claridad a todas la iniciativas sociales de protesta y realizar las acciones legales que impidan que se materialice esta siniestra ley de plazos. Hay que recordar que en 1985 el Tribunal Constitucional emitió una sentencia asegurando que el artículo 15 de la Carta Magna --"todos tienen derecho a la vida"-- protege también al nasciturus. Al igual que en Alemania las generaciones posteriores al holocausto judío interpelaron a sus padres y abuelos preguntándoles qué había hecho ellos ante la matanza de millones de judíos en las cámaras de gas y muchos bajaron la cabeza avergonzados, llegará un día en el que tendremos que explicar a las generaciones futuras cúal fue nuestra actitud -de compromiso o pasividad- frente al asesinato de los santos inocentes.

7 comentarios:

rafael barbancho dijo...

lo curioso es que con la difusión de anticonceptivos haya tantos abortos y con la necesidad de adopciones de españoles se los aniquile antes de nacer y se prefiera ir a buscar a niños a otros países donde es excesivamente costoso para las familias. En fin esperemos que cada vez sean menos las madres que se decidan por ese procedimiento que lejos de liberar a las mujeres las esclaviza pues las secuelas psicológicas de tal decisión son grandes. No estoy en la piel de una mujer y no debería opinar. Pero creo que se priorizan otras opciones a soluciones menos traumáticas.

Manuel Chacón Rodríguez dijo...

Si la actual ley ya de por sí permite un aborto libre en la práctica (recordemos que el 90% de los asesinatos de niños no nacidos -también llamados abortos- se acogen al 4º supuesto, lo que en la práctica es totalmente subjetivo y permite desde hace tiempo el aborto libre), de aprobarse ésta nueva "ley" que quiere el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero (y que apoyan otros partidos, como por ejemplo UPyD con Rosa Díez a la cabeza; sí, habéis leído bien), aumentaremos la ya de por sí inmensa vergüenza y oprobio que sentirán nuestros descendientes un día no muy lejano, cuando miren para atrás y se digan "¿qué España fue aquella en la que nuestros padres y abuelos apenas si reaccionaron ante tamaña barbarie llevada a cabo por sus descendientes?".

Respecto al Partido Popular... Fernando, con todos los respetos, los "populares" (al menos sus dirigentes) no puede enarbolar la "bandera de la vida" frente a la cultura de la muerte (es decir, el proabortismo y la eugenesia), porque dicho partido ya apoya la actual ley, que sólo con su 4º supuesto es de por sí bastante criminal, ¿no te parece?

112.500 "abortos" anuales (asesinatos silenciosos de inocentes sería una denominación más correcta), casi 400 al día. Y la gran mayoría de ellos llevados a cabo por personas muy jóvenes, muchas de las cuales lo han hecho dos y hasta tres veces... esa es la España materialista, perezosa y egoista de nuestros días.

Sobran más comentarios.

Manuel Chacón Rodríguez dijo...

Lapsus linguae. En el siguiente párrafo "...ante tamaña barbarie llevada a cabo por sus descendientes." al final quería escribir DIRIGENTES.

Mis disculpas por el error. Gracias.

Jesús dijo...

Por desgracia , España va directa al precipio , cuesta abajo y sin frenos. La razón es la falta de valores de la sociedad .
Con mi voto que no cuente ningún partido político del Sistema .

Anónimo dijo...

¿A nadie se le ocurre pensar que si una mujer aborta es porque realmente tener un niño en ese momento sería destrozar su vida? Una chica de 17 años que se queda embarazada a causa de una violación, va a tener que recordar ese momento cada vez que vea a su hijo. Y quizás su amor de madre se vea dañado a causa del modo por el cual fue concebido.
Dejemos de acusar tanto a las madres como a los médicos de asesinos y pensemos en que si hacen esto es para tener una vida más feliz.

Manuel Chacón Rodríguez dijo...

Hay muchas ayudas de organizaciones civiles dispuestas a ayudar a madres solteras, o que no deseen tener a sus hijos, como "Red Madre". Así que el comentario anterior carece de todo sentido. Matar al bebé no nacido, nunca puede ser la solución: a fin de cuentas, ¿de qué tiene culpa él? Basta ya de hablar de "muerte", hablemos de "vida" y de amor.

Jesús, coincido plenamente con tu comentario.

Saludos.

Anónimo dijo...

Es muy triste que se justifique la muerte de un ser inocente e indefenso con la excusa de que una mujer ha sido violada y no desea arruinar su vida.
Se suele recurrir al topico manido de la jovencita adolescente e insegura, que ha sido engañada y después mal aconsejada, para tratar de hacernos compadecer por ella. Pero esa época ya paso.
Las jovencitas de hoy tienen más información de la que nunca se ha tenido, y si se han quedado embarazadas, en la inmensa mayoría de los casos, es por un descuido o un exceso de confianza en una acción totalmente voluntaria y consentida.
El derecho de esos niños a la vida está muy por encima de la comodidad y lavado de conciencia de nuestros jóvenes o su entorno , que constamente frivoliza con el sexo.
¿No te parece así Anonimo del 30 de Diciembre?