martes, 30 de diciembre de 2008

Un exiliado, un voto


Una vieja aspiración de los exiliados del País Vasco y Navarra así como de las víctimas del terrorismo puede llegar a hacerse realidad. El que fue subdelegado del Gobierno en Álava a finales de los noventa, César Velasco Arsuaga, y la Fundación DENAES han iniciado una campaña que insta al Gobierno, según reza la solicitud, a que "realice las gestiones oportunas para que se modifiquen las leyes necesarias hasta conseguir que las víctimas del terrorismo de la Comunidad Autónoma Vasca y de la Comunidad Autónoma de Navarra exiliadas en otras regiones de España y sus descendientes, puedan ejercer el derecho al voto en la poblaciones vascas y navarras que debieron abandonar, al igual que pueden hacerlo los españoles, sean vascos o navarros, que voluntariamente residen en el extranjero y figuren en el Censo Electoral de Residentes-Ausentes". Acogiéndose a la ley de Memoria Histórica que reconoce a los hijos y nietos de los exiliados por la Guerra Civil que vivan en el extranjero el derecho a voto y la ciudadanía española, los artífices de esta iniciativa buscan resarcir al exillio vasco que recientemente ha sido tratado cinematográficamente con maestría y compromiso por el cineasta vasco Iñaki Arteta.

La Fundación por la Defensa de la Nación Española (DENAES), con Santiago Abascal a la cabeza, está realizando una importante labor de reconocimiento a los que diariamente se juegan la vida en la defensa de los valores nacionales y constitucionales. Por su parte César Velasco Arsuaga nunca se ha resignado a contemplar el incumplimiento de la ley y con esa premisa ha reconquistado derechos que se estaban violando sistemáticamente gracias a la imposición nacionalista. Entre otros logros, ha conseguido que los agentes de la Ertzaintza juren o prometan acatar la Constitución en su toma de posesión, que vuelva a ondear la bandera de España en la Academia de la Policía Vasca, en el Parlamento Vasco o en las Diputaciones y Juntas Generales de Vizcaya y Guipúzcoa. Muy próxima se encuentra la sentencia que obligará también a cumplir esa ley en todos los edificios dependientes de la Administración Autonómica Vasca.
Esta iniciativa quedaría en nada si no tiene el respaldo popular. No dudes en apoyarla. Es de justicia. Puedes acceder a la solicitud en el siguiente enlace en el que encontrarás el documento fotocopiable, imprímelo y envíalo a la siguiente dirección.

Fundación DENAES
Apdo. de Correos 238
39080 Santander. España

1 comentario:

Manuel Chacón Rodríguez dijo...

Buena iniciativa sin duda, Fernando. Y buena entrada.

¡Feliz 2009!