martes, 16 de junio de 2009

El fenómeno UPyD


Tres conclusiones podemos sacar de las últimas elecciones europeas:

1. A pesar de la campaña de manipulación y engaño realizada por el partido gobernante y sus terminales mediáticas, el electorado ha castigado la mala gestión de un ejecutivo sectario que lleva a la Nación a la deriva.

2. El discurso de valores del candidato del PP Mayor Oreja ha calado hondo en una sociedad como la española desconcertada y necesitada de referentes.

3.Junto al PP el gran vencedor ha sido el nuevo partido de Rosa Díez Unión, Progreso y Democracia. Comparando sus resultados con las elecciones generales celebradas el pasado año su avance es espectacular. A pesar de que la participación se ha reducido a la mitad, UPyD ha ampliado el número de votantes en todo el territorio nacional, incluso arrebatanto a IU el ser la tercera fuerza más votada en feudos importantes como Madrid.

El fenómeno UPyD merece un análisis más en profundidad del que se ha hecho hasta ahora. El trasvase de votos parece haberle llegado no sólo del PP, como era previsible, sino del tradicional votante del PSOE. Las reacciones que en ambos partidos han suscitado los excelentes resultados de UPyD, en medio de la dificultad que supone plantar cara al bipartidismo cada vez más asentado, han ido del desprecio a la prepotencia. Sólo Eduardo Sotillos por el PSOE ha alertado a sus compañeros de partido del fenómeno emergente. Los populares se han limitado a repetir que votar a UPyD es robar votos al PP en su batalla por llegar a la Moncloa, como si el voto fuera propiedad de un partido. Más inteligente sería analizar, a diestra y siniestra, qué lleva a tradicionales votantes de PP y PSOE a apoyar a un nuevo partido político del que consideran que defiende mejor los principios y valores que eran seña de identidad de sus respectivos partidos. El PSOE, entregado al discurso del progresismo y el buenismo, ha abandonado el sentido común y muchos de los referentes de la izquierda clásica no sectaria. Por su parte, el PP busca su ubicación en el centro nihilista y no se moja en asuntos trascendentales como la defensa efectiva de la unidad nacional o la vida desde su concepción. El partido de Rosa Díez tiene como precedente la socialdemocracia de Dionisio Ridruejo que en el tardofranquismo planteó la necesidad de conjugar Nación y Estado de Bienestar desde el respeto a la libertad individual y ciudadana. Se equivoca el PP minusvalorando el fenómeno UPyD. ¿Qué estará pasando en el PP, deberían preguntarse sus líderes, afiliados y militantes, para que ciudadanos de derecha liberal o conservadora apoyen a un partido que, si bien hace una defensa encendida de la Nación y las víctimas, no cabe duda que es de izquierda en sus planteamientos sociales y gran parte de sus propuestas ecoómicas? ¿Es UPyD el que roba votos al PP o el mismo PP el que los pierde alejándose de lo que cientos de miles de sus votantes le reclaman, es decir, firmeza en la defensa de todo aquello que ha hecho del Partido Popular algo más que una simple plataforma de poder? Insisto en que la línea de actuación política que ha marcado Mayor Oreja en estas elecciones es la que debe seguir el Partido Popular si realmente quiere amortiguar el avance de UPyD, es decir, parecerse a sí mismo, sin medias tintas ni complejos. Lo mismo cabe decir de la izquierda. Conozco a muchos votantes socialistas que están hartos de la actual dirección del Partido Socialista y ven en el patido de Rosa Díez una salida razonble. No se engañen, UPyD no parece ser una aventura política como la que hace años encabezaron Ruiz Mateos, Miquel Roca o Jesús Gil, es algo más serio. De la desnaturalización de los dos grandes partidos nacionales se nutre un partido cuyo crecimiento es directamente proporcional al nivel de descontento del votante tradicional. Es la hora de marcar la línea clara.

5 comentarios:

Empecinado dijo...

Bien por tu análisis.

Un matiz: "El discurso de valores del candidato del PP Mayor Oreja ha calado hondo en una sociedad como la española desconcertada y necesitada de referentes".

Según parece, entre esos valores no está descubrir la verdad del 11-M. Pudo verse en la entrevista que le hizo Jiménez Losantos.

Un abrazo, Fernando.

Juan R. García

oscar de quinto garcia dijo...

bueno el analís compañero. Creo que más claro no se puede hablar. Pero ya sabes que hay una cosa que no se puedepasar por lato: tú hablas del discurso de los valores de Mayor Oreja, que es la crisis real que tenemos. UPyD no comparte ninguno de estos valores. Todos sabemos que la diferencia entre este partido y el PSOE es la cuestion nacional. El resto es igual

oscar de quinto garcia dijo...

Es verdad que Mayor Oreja ha hecho un discurso de valores que muchos compartimo y estabamos deseando oir por boca de algún político en público.

Hablas de UPyD y su subida. Es cierto, pero debemos tener en cuenta que en un partido debemos mirar los valores que defiende y precisamente este3 partido no los defiende. Todos sabemos que la unica diferencia con el PSOE es el tema del nacionalismo

Fernando Alvarez Jurado dijo...

Estimado amigo Juan:

Tienes toda la razón en el matiz que señalas. Es cierto que el tema del 11-M parece un tabú en la clase política, incluido Mayor Oreja. Ha sido sin duda un aspecto criticable en su discurso político. Querido Oscar, por supuesto que UPyD comparte muchos valoresw en el modelo de sociedad y económico con el PSOE, de ahí que el hecho de que votantes liberales y conservadores apoyen al partido de Rosa Díez es significativo. Y es que la cuestión Nacional es de vital importantica en la afrenta diaria que tenemos con el chantaje nacionalista. Por cierto, según noticias de última hora, Rajoy y su inseparable Soraya están "cortejando" a CIU y PNV de cara a próximos acuerdos parlamentarios en legislaturas futuras. Este hombre sigue empeñado en dar más fuerza a UPyD. Insisto en que el PP debe hacer un esfuerzo por parecerse a sí mismo. Saludos.

Jesús dijo...

Fernando Savater tiene un discurso exactamente igual que Zapatero en el tema de Educación para la Ciudadanía , en el tema del aborto libre , y en eso de "España me la suda ". Además Rosa Díez estuvo en un Gobierno Vasco con el PNV , o es que ha cambiado de verdad por culpa de la pésima política de negociar con los asesinos , o es que viene a formar parte de la casta política parasita. Por cierto el PP de valores , salvo sus votantes , carece de ellos .
Lo siento , pero no conteis conmigo en el tema de vuestra línea política .